¿ Problemas con el Arenero?

Principal ] Lo Nuevo 2012 ] Anécdotas ] Artículos ] Buscador MascotAmigas ] Concurso Fotos ] Cuentos ] Chistes ] Directorio de Colaboradores ] Galería Mascotamigas ] Galería de Ganadores ] Mascotas de Película ] S.O.S Emergencias ] Tips ] Contáctenos ]

 

Mapa del Sitio

Contáctenos

 

                            

Específico

Principal

 

 

General

Afecciones en Cavidad Bucal
Afectos Felinos
Alergias Felinas
Alimentación del Gato
Aprendizaje Felino
Atributos Felinos
Arañando Muebles
Bigotes en Acción
Bolas de Pelo en Gatos
Carta a Bibi
Carta de Señor Reves
Chupar Telas
Cinco Sentidos Felinos
Como es un Gato Sano
Consejos Gatos
Conversaciones Felinas
Conviviendo con Otros
Coordinación Felina
Cuidados durante la Lactancia
De gatos
Dentadura Felina
Dieta Adecuada para su Gato
Dueño Observador
Edad  Humana en Gatos
¿Educar al Gato?
Ejercicios Felinos
El Bautizo de los Gatos
El Tercer Parpado
Estrés Felino
Felinos Autolimpiantes
Fidelidad Felina
Galletas de Carne y Avena
Galletas de Pollo y Afrecho
Galletitas para Gatos
Galeria Razas Gatos
Garras Felinas
Gatito Durmiendo
Gatitos y Píldoras
Gato Blanco: Y además?
Gato Bien Alimentado
Gato Comun
Gato con Neurosis
Gatos en la Historia
Gato Erizado
Gato Introvertido
Gato Sano
Gato y  Cultura Egipcia
Gato:Vida en Casa
Gato y Perro?
Gestacion Felina
Gimnasia Felina
" Gripe" Felina
¿ Hablan los gatos?
Hierbas para Gatos
Importancia del Juego
Independencia Felina
Instintos Felinos
Juegos Felinos
La Familia Gatuna
Llegó el Minino
Madre Felina
Manías Felinas
Maullidos y Maullidos
Maullidos Persuasivos
Memoria Felina
Mi gato Masungo es
Misterios Felinos
Momento de Comer
Movimiento y Equilibrio
Normas de Higiene Felina
Normas en Comportamiento Felino
Nutricion y Etapa de vida
Obsequios Felinos
Ojos Felinos
Otro Gato?
Pan de Pollo
Parto de la Gata
Paté de Hígado
Paté de Carne con Vegetales
Patologías Felinas
Pelaje Felino
Pensamientos a Unni
Pensamiento Felino
¿ Problemas con el Arenero?
Problemas de Alimentación
Que dice mi gato
Querido Benji
Quien Domesticó al Gato?
Razas y Carácter
Reacciones a Medicamentos
Reina se durmió
Requerimientos Nutricionales
Ronroneos
Ron Ton Estirón
Temperamento Felino
Territorio Felino
Tipo Sanguíneo Felino
Trastornos Auditivos
Trastornos Cutáneos y de Pelaje
¿ Un gato común ?
Uñas Felinas
Oda al Gato

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Micción en sitios inadecuados? . . . Algún problema tiene nuestro gato . . .


 

  Los gatos, aunque sean cachorros, rápidamente comprenden y aprenden el uso del arenero, pero también requieren de un entrenamiento básico al llegar a su nueva casa. Lo primero es indicarles en donde se encuentra ubicado, y él comprenderá de inmediato como usarlo. Se debe comenzar, poniendo con frecuencia al gatito en la caja, y si se ve que se agacha con la cola levantada, póngalo de inmediato en su arenero. Jamás se debe pegar, castigar, o restregar la nariz del gatito por lo errores cometidos, y sea generosos en alabanzas y elogios, cuando lo haga en el sitio correcto. El arenero es un accesorio fundamental para quien no disponga de un jardín, al que el gato tenga acceso en cualquier momento del día o de la noche. 

 

Los felinos esconden instintivamente sus excrementos, para ocultar  su presencia a las posibles presas, esto hace que el gato doméstico no le guste orinar o defecar en el pavimento, pues al ser una superficie dura y compacta, no puede enterrar sus excrementos, por eso el gato fácilmente aprende a utilizar un contenedor con un  lecho especial, que le permita esconder sus deyecciones a la vista y al olfato.

Pero a veces ocurre, que después de estar perfectamente entrenado, de pronto el gato comienza a hacer sus necesidades fuera del arenero. Indudablemente esto no es por un capricho del animal, y es necesario analizar una serie de circunstancias que pueden estar afectando al gato y su comportamiento.

Lo primero que hay que descartar, tenga algún problema urinario, lo cual puede  ser causa de que el gato abandone sus hábitos en el arenero; si al orinar siente dolor, puede asociar el arenero con esto, y buscará de hacer en otro sitio. También ocurre que muchos problemas del tracto urinario, provocan frecuentes micciones, por lo que el arenero estaría muy mojado, lo cual desagrada  a los gatos, y buscaría de hacer en un sitio seco.

En caso de que se esté seguro que no hay un problema médico, deben analizarse algunos factores que pueden estar alterando el comportamiento del felino.

-         Limpieza del lecho; debemos estar seguros que el lecho está siempre limpio, a un gato no le agrada usar una bandeja sucia, que emane olor, y no desean ir adonde hicieron antes, ya que les desagrada la suciedad, así si escarba y algo no le huele bien, seguirá escarbando hasta encontrar arena sin mal olor.  En este sentido, también los dueños de gatos, tienen que ser educados, en el sentido de comprender los hábitos felinos, y la limpieza del arenero debe ser hecha a diario, pues los gatos aceptan, o su propio olor o algo neutral; no malos olores.

-         Si el gato se está negando a usar su arenero, puede ser cuestión de ubicación del mismo. Un arenero nunca debe estar cerca del sitio donde él come o duerme. Otro aspecto que se debe ver al ubicar el arenero, es que el gato tenga privacidad para el momento de hacer sus necesidades. El gato es un animal solitario, que tiene la necesidad de realizar sus propias actividades al hacer sus necesidades, y requiere de privacidad, y es necesario respetar esta característica felina. Aunque pensemos que da lo mismo un lugar que otro, no es así para el gato. Un sitio ruidoso, de mucha circulación de los habitantes de la casa, donde haya juegos, ruidos, electrodomésticos funcionando, no brindan al felino la privacidad que él requiere para hacer sus necesidades. Un arenero ubicado en un sitio inadecuado, propiciará que el felino busque por si mismo lo que considere mejor, y lo mas probable es que no sea adecuado para lo que el dueño desea.

-         Otro problema puede ser que la arena empleada no sea del agrado del gato, por su olor, o  textura. También algún cambio en la forma de presentar el arenero, tal como agregar un plástico, o periódico, o lavarlo con un desinfectante cuyo olor le sea desagradable. O puede ser que el tipo de arena maltrate sus almohadillas plantares. Alguno de estos factores, puede afectar el deseo del gato de usar el arenero, que venía utilizando regularmente.

-         Tamaño del arenero: Puede ser que el arenero ya sea de un tamaño inadecuado, y que el gato no se sienta cómodo. Podría ser, que le usara con comodidad al ser cachorro, pero para un gato adulto, se ha quedado pequeño. El arenero debe crecer con el gato, para que pueda escarbar con comodidad y enterrar sus excrementos a la profundidad que él considere conveniente.

-         Requerimiento territorial: Los gatos son animales muy territoriales, y necesitan controlar su territorio cuando realizan  sus funciones básicas de  alimentarse, dormir, y hacer sus necesidades, por eso requieren de un sitio en el cual se sientan protegidos y que no pueden ser agredidos, por ejemplo por otras mascotas de la casa, o animales de fuera de la casa, si es así puede dejar de usarlo, para evitar un enfrentamiento.

-         Castigos. Si al hacer sus necesidades fuera del arenero, el dueño le regaña, o pega, y luego le pone con cierta violencia en el arenero, el gato asociará ese arenero con el castigo, y se conseguirá rechazo del arenero, que es lo contrario de lo que se buscaba.

-         Problemas de estrés y mala relación con el propietario, aparición de otros animales o personas en la casa,  mudanzas, etc. también pueden originar esta alteración de conducta.

Como se deduce de todo lo anteriormente citado, el tratamiento por una parte,  es el correcto asesoramiento al propietario del animal -  e identificar el problema que se está presentando: manejo que debe hacer de la caja sanitaria ( ubicación, sustrato, limpieza ), mala relación dueño - animal, stress por cambios ambientales, problemas clínicos, elección errónea de ubicación y/ o material sanitario, etc. , que pueden traer como consecuencia el rechazo al arenero y, por último  reeducación del animal que consiste básicamente en no castigar físicamente al animal, desalentar al gato mediante castigo remoto como salpicar de agua cuando se lo encuentra ensuciando en un lugar inadecuado ( sin que el gato sepa quien lo hace, para no tener conflictos con su dueño) y por último recompensar la conducta adecuada con elogios y aceptación. Con respecto a los productos comerciales conocidos como repelentes de gatos, según nuestra experiencia,  jamás funcionan exitosamente

Así, que si de pronto, su gato tan educado y formal, comienza a hacer sus necesidades en sitios desacostumbrados e inadecuados, ojo, no estamos ante un malcriado caprichoso, es necesario revisar bien las circunstancias, para poner solución al problema que está confrontando nuestro felino.

 

Artículo realizado por el equipo de redacción de MascotAmigas™