Mascota: Un Loro

Principal ] Lo Nuevo 2012 ] Anécdotas ] Artículos ] Buscador MascotAmigas ] Concurso Fotos ] Cuentos ] Chistes ] Directorio de Colaboradores ] Galería Mascotamigas ] Galería de Ganadores ] Mascotas de Película ] S.O.S Emergencias ] Tips ] Contáctenos ]

 

Mapa del Sitio

Contáctenos

 

                            

Específico

Principal

 

 

General

Mascota: Un Loro
Alimentacion del Loro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchas especies, sobre todo las que son buenas mascotas, pueden llegar a vivir muchas décadas, y eso puede ser otro problema si no se está dispuesto a proporcionarle "atención para siempre", . . . 


 
Loro, es el nombre común que se aplica a unas 340 especies de aves de brillante colorido que incluye entre otros las cacatúas, los loritos, pericos, los agapornis, y los guacamayos.

Estas aves conocidas comúnmente como loros, pertenecen a la especie de aves psitácidas, y han sido mantenidas por el hombre como mascotas desde hace muchos siglos. Su gran inteligencia aunada a una gran belleza les han convertido en mascotas muy buscadas; además son muy activas, y con una necesidad de relación con el amo, que les hace competir con las mascotas más cariñosas. Los loros son animales muy emocionales y muchos de ellos, si no se les mantiene con más loros, necesitan algo con lo que relacionarse emocioalmente: el amo.

Son originarias de los trópicos y los subtrópicos, encontrándose especies de psitácidas en todos los continentes.

Las psitácidas se consideran a su vez divididas en familias o subfamilias, considerando que aún cuando las estructura básica del cuerpo es casi la misma para todos los loros, existe una gran diversidad en lo que concierne a los detalles al llevar a cabo sus análisis protéicos.

Desafortunadamente, el número de estas aves ha disminuido mucho debido a la importación y exportación de aves silvestres, legal o ilegalmente; por otro lado la reducción del hábitat y la destrucción de los bosques son una de las causas por las cuales a los loros se les considera una especie amenazada .

El tamaño de los loros presenta una gran variabilidad y va desde el lorito pigmeo cabeza azul de nueva Guinea, que mide 8.4 cm. hasta el guacamayo jacinto de Sudamérica de 1mt. de largo

La principal característica que diferencia a este grupo de aves del resto, es el sistema de articulación, en el cráneo, del pico, especialmente ganchudo, que poseen. Esto les permite descascarar el alimento y romper la corteza de los árboles en busca de insectos, etc., así como ayudarles a escalar como si se tratara de un tercer pie.

Otra característica distintiva es que poseen los llamados pies "zigodáctilos", que tienen el primer y cuarto dedo hacia atrás, lo que les permite abrazar ramas, coger objetos, etc. La lengua es gruesa y carnosa y en algunas especies se halla recubierta por unas papilas fibrosas parecidas a un cepillo, que facilitan el poder de lamer néctares, así como zumos de frutas y secreciones de los árboles.

Las alas suelen ser cortas, redondeadas pero la cola puede ser bastante larga.
Esta peculiar morfología provoca una forma de moverse y una expresividad muy peculiares que, junto con su gran inteligencia, hace a estos pájaros muy graciosos y divertidos como mascotas, eso además de la capacidad de algunas especies para imitar la voz humana y otros sonidos.

Si además de divertirnos jugando con el loro o viéndole hacer de las suyas, queremos un loro hablador, la cosa se complica, pues no todas las especies pueden hacerlo. Cierto es que de vez en cuando se oye hablar de alguien que tiene una especie de psitácido que en teoría es dificilísimo que hable (por no decir imposible) y te llega la noticia de que habla, o bien a menudo se da el caso de un loro de una especie extremadamente habladora, que luego resulta que no dice una palabra. Excepciones aparte, digan lo que digan no todas las especies tienen la misma capacidad para hablar, y si queremos un "charlatán", desde un primer momento debemos elegir un loro de entre las especies con más capacidad para hablar, como los yacos o los amazónicos de frente azúl.
El gran talento que poseen para hablar sobre todo en las especies de mayor tamaño, es bien conocido, es decir que son capaces de repetir o imitar palabras del habla humana, así como su capacidad para silbar una tonada o melodía. Existen verdaderos artistas entre ellos capaces de adquirir un amplio vocabulario, y que llegan a decir frases enteras.
No menos importante que todo lo anterior es la longevidad de los loros. Muchas especies, sobre todo las que son buenas mascotas, pueden llegar a vivir muchas décadas, y eso puede ser otro problema si no se está dispuesto a proporcionarle "atención para siempre", pues lo normal es que uno de esos loros viva 50 o 60 años o más. Por lo tanto al decidir adoptar un loro como mascota, es necesario tomar en consideración este aspecto.
En definitiva, los loros son mascotas muy cariñosas y divertidas que pueden alegrar la vida a muchas personas. Del mismo modo, su cría puede resultar apasionante y es realmente satisfactorio lograrlo con muchas de las especies. Al momento de tener un loro, es necesario considerar, que no todo el mundo está en condiciones de mantener estos pájaros que requieren de la atención de su dueño. Un loro será compañía para toda la vida. ¿Qué ocurre si no prestas a uno de éstos loros la atención suficiente? En ocasiones se acostumbra a ello y se habitúa a vivir a su aire, pero la mayoría de las veces sufren profundas depresiones que les pueden provocar la muerte.

Así que no te dejes llevar por el impulso cuando veas en una tienda un animal tan hermoso y atractivo, y toma en cuenta todas las consideraciones anteriores, pues si no se le pueden dar todas las atenciones que requiere, es mejor no adquirir un loro, sino mas bien otra mascota que necesite menos atenciones.

Artículo realizado por el equipo de redacción de MascotAmigas™