Mapa del Sitio

Contáctenos

 

                            

Específico

 

 

General

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mi perro Cocker Spaniel de 8 años tiene problemas en sus oídos. Se intenta rascar la zona, sacude la cabeza con frecuencia y su oído despide mal olor.

Las otitis externas en perros de oreja caída son muy frecuentes, por lo tanto deberían tomarse medidas de prevención desde que son cachorros.

Una vez que se ha instaurado la otitis externa, el tratamiento debe ser llevado rigurosamente, aunque tanto para el dueño como para el perro, sea un martirio.

Si se actúa ya en el momento que se ha producido la otitis, el tratamiento es más complicado. En primer lugar al ser una manipulación dolorosa, el animal no colabora, y por lo general requiere ser anestesiado para realizar la primera limpieza a fondo, que por supuesto, debe ser realizada por el veterinario. El dueño deberá continuar con el tratamiento y estar consciente que debe actuar con firmeza, pues el problema puede hacerse crónico, y será la historia de nunca acabar.

Para la limpieza de los oídos debe utilizarse sólo lo que recomiende el veterinario y nunca utilizarse ni agua ni alcohol, así como tampoco instilarse gotas antibióticas en el oído, sin que se haya realizado la correspondiente limpieza a fondo de la zona. Poner gotas en un oído afectado sin limpiar, no sólo no mejora el proceso, sino que lo empeora mucho.

 

Aún cuando a mi perro nunca le he visto botar lombrices, el veterinario insiste en que debo desparasitarlo.

Precisamente, si ha desparasitado a su perro debidamente, por eso no ha visto lombrices, ya que la administración periódica de los desparasiticidas, tiene efecto tanto curativo, como preventivo, por lo tanto, nunca debe descuidarse su administración en la frecuencia recomendada por su veterinario. Realmente estos medicamentos de ben aplicarse de por vida, orientados a proteger no sólo la salud de su perro, sino también la de los suyos de cualquier enfermedad que el animal puedaa contraer primero, y transmitir después.

Por lo tanto estos desparasitantes, no sólo no tienen efectos negativos, sino que resultan de vital importancia para la buena salud de nuestro perro.

 

Mi perro tiene varios días que se arrastra sentado, y aunque lo he desparasitado, sigue haciéndolo.

Si su perro arrastra el ano por el suelo, no siempre es síntoma de la existencia de parásitos.

Lo que puede estar ocurriendo con su perro, y más si ya ha sido desparasitado, es que tenga una inflamación de las glándulas llamadas "anales" que están ubicadas a cada lado del orificio anal.

Como esta inflamación produce picor, el animal se arrastra para aliviarse. Una vez producida esta inflamación, el veterinario será el que tendrá que vaciarlas para que queden limpias y poner el tratamiento adecuado, que según el grado de inflamación o infección, puede requerir el uso de antibiótico.

 

Mi perra mestiza de dos años después de varias convulsiones y varios días de sentirse mal, amaneció con la cabeza torcida hacia un lado, problemas para caminar y descontrol en sus necesidades.

Una situación de esta naturaleza, debe ser consultada inmediatamente a su veterinario. Sin embargo por los síntomas, puede tratarse de una afección a nivel deel sistema nervioso central, que suele ser de alguna gravedad.

Podría tratarese también de una infección que siendo a nivel del sistema nervioso, debe ser tratada de manera especial por lo delicado de la zona afectada.

Otra causa, podría ser un traumatismo o golpe recibido, lo cual según la gravedad, podría ser resuelto con antiiflamatorios, pero que podría dejar secuelas permanentes.

Otra causa podría ser una masa o tumoración a nivel del sistema nervioso central, lo cual sería de pronóstico grave.

Por lo tanto, un caso como éste requiere la actuación inmediata del veterinario para determinar la causa de este proceso, así como su posible tratamiento.

 

 

Desde hace un tiempo a mi perro mestizo, le cuesta hacer sus necesidades, suelen ser descompuestas y cuando orina lo hace como si fueran disparos. El veterinario le ha diagnosticado una inflamación de próstata.

Estos síntomas se producen, dado el diagnóstico de su veterinario, debido a que la presión que ejerce sobre el recto y la uretra la glándula prostática.

Lo más importante, es determinar si es una simple inflamación o si se trata de algo más grave.

En el primer caso, la sóla administración de antiinflamatorios, acompañada de la terapiaa adyuvante, será suficiente para superar definitivamente el problema.

Si el caso es más grave, el veterinario decidirá el tratamiento que corresponda, inclusive pensar en la castración, que aunque no sea definitiva en la evolución del proceso, por maligno que sea, se retrasa considerablemente.

 

Mi perra es muy miedosa, si paseamos por la calle y oye un ruido se pone histérica y quiere regresar a casa, se descontrola y quiere cruzar la calle, y ya sólo puede ir atada.

El miedo canino, además de tener una predisposición genética en mayor o menor grado, se vé reforzada fundamentalmente por las experiencias negativas o tramáticas sufridas por el animal. Los ruidos fuertes o estridentes, son los estímulos más representativos a la hora de provocar miedo al animal.

Lo más importante es tratar de identificar cual es el ruido o motivo que provoca el comportamiento asustado del animal, y kuego tratar de irle acostumbrando poco a poco hasta que se convierta en algo normal para el perro.

En este caso, la perra debe irse llevando a sitios tranquilos y solitarios alejadas del tráfico y el ruido, y al regreso del paseo recompensarla con caricias, felicitaciones, juegos o comida. Si hay alguna negativa durante el paseo a continuar, se debe llevar de inmediato de regreso. Es muy importante la constancia y la paciencia en estos casos, ya que no es fácil de corregir en su totalidad, a veces sólo se logar corregir en parte, y están expuestos a sufrir una recaída.

 

Próximamente me van a obsequiar un cachorro, y quiero conocer que debo hacer en sus primeros momentos en nuestra familia.

El primer contacto del cachorro con su nueva familia presupone un cambio brusco e inesperado en su corta vida, ya que abandona su entorno familiar y pasa a un habitat completamente distinto. Podríamos dar los siguientes consejos prácticos:

Recoger al cachorro por la mañana, para que tenga tiempo de hacerse un nuevo ambiente antes que llegue la noche.

Permitirle explorar y recorrer la casa para que conozca los ooress y las personas con las que convivirá

No gritarle y mucho menos pegarle, pues en este lapso se inicia el desarrollo del carácter del perro, por lo cual dependerá del dueño que su mascota sea psicológicamente equilibrada

Tener antes de su llegada todos los accesorios que utilizará

Tener definido el lugar para sus deposiciones.

Para más detalles tienes nuestro artículo "Tu Perro: De cachorro a Adulto", con todos los requerimientos para el buen manejo de tu perro.

 

Tengo un cachorro de dos meses y me han dicho que debo esperar alos trees meses para vacunarlo, y además le he dado un jarabe para las lombrices.

Al recibir un cachorrito en nuestra familia, lo primero, es hacerlo evaluar por el veterinario, los pasos a seguir tales como vacunas y desparasitaciones deben ser indicados por él, y no dejarse llevar por lo que le hayan dicho. Cuando más peligro hay de contraer enfermedades infecciosas y muchas de ellas mortales, es cuando las defensas están empezando a formarse, y esto es cuando el animal es un cachorro. Lleve a su cachorro a su veterinario en cuanto lo reciba, para que de acuerdo a sus condiciones físicas y edad, su veterinario determine el plan de vacunación y desparatización adecuados.